jueves, 7 de enero de 2010

Luna de lobos

A partir de 1975, tras la muerte de Franco, surgen nuevos autores en la historia de la literatura española, especialmente durante la década de los 80.

Luna de lobos, la primera novela de Julio Llamazares (Vegamián, 1955) apareció publicada en 1985 tras dos libros anteriores de poesía y nos descubre a un narrador con una voz personal marcada por un acentuado tono poético.

Se produjo un cambio social fortísimo, de 180 grados, no tanto en la novela como la política, la música, la sociedad... Pasábamos de una dictadura a la libertad. Podíamos abordar grandes temas que preocupan, como la vida, la muerte, el mundo, la soledad, que durante medio siglo estaban condicionados. Tan nefasta fue la censura como la autocensura. Fuimos libres a todos los efectos. No surgimos del vacío ni de la nada, no fue un azar que empezáramos a publicar. Cuando se habla de este cambio en relación a Luna de Lobos se debe a que los escritores empezamos a escribir sobre la guerra civil por primera vez como materia puramente literaria, de manera absolutamente literaria. No estuvimos implicados en la guerra, no la escribí para ajustar cuentas, sino para recuperar la magia de historias que nos contaban sobre los maquis"

(Julio Llamazares, )El País, 27 de mayo de 2000, Babelia, p. 7.



Luna de lobos recupera de la memoria colectiva muchas historias que el autor escuchó de pequeño sobre los maquis. Junto a este tema el autor aborda otros muy presentes en otras novelas, poemas, artículos y libros de viajes: la soledad, la lucha por unos ideales, la libertad, la defensa de la cultura oral tradicional, el apego a la tierra, la supervivencia, el paisaje como un personaje más..


"En el otoño de 1937, derrumbado el frente republicano de Asturias y con el mar ya negando toda posibilidad de retroceso, cientos de huidos se refugian en las montañas de la Cordillera Cantábrica y buscan en sus aldeas de origen el refugio y la ayuda familiar que les permita escapar a la represión del ejército vencedor, mientras esperan el momento propicio para reagruparse o para escapar a algunas de las zonas que aún permanecían bajo el control gubernamental. Muchos de ellos quedarían para siempre abatidos por las balas en cualquier lugar de aquellas, en otro tiempo, pacíficas montañas. Otros, los menos, conseguirían, tras múltiples penalidades, alcanzar la frontera y el exilio. Pero todos, sin excepción, dejaron en el empeño los mejores años de sus vidas y una estela imborrable y legendaria en la memoria popular".


La excepcional novela de Julio Llamazares fue llevada al cine por Julio Sánchez Valdés en 1987 (reseña en Cinissimo):





El panorama de la novela a partir de 1975 queda bien trazado en los primeros 18 minutos de un audio de la UNED que podéis escuchar en el blog Lengua castellana y Literatura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada